WeCookies

¿Cómo consumir cannabis sin fumar?

Por Daniela Rodríguez para Cannabis Chile (.cl)

 

Fumar no es para todos y no me refiero solamente a fumar cannabis, sino que a fumar como acción en general.

Al momento de explicar los beneficios de la cannabis, me he encontrado con personas, en especial de la tercera edad, que me han respondido que no le ven nada beneficioso o medicinal al consumo de marihuana. ¿Por qué? Más que nada, debido a la creencia popular de que la única forma de consumir cannabis es fumándola.

Quiero aclarar que esta perspectiva es errónea, ya que existen varios métodos de consumo en los que no tendrás que armar un pito ni mucho menos echar humo.

En este breve artículo te mostraremos el mundo del cannabis desde la perspectiva del no fumador, ya sea porque no te gusta fumar, no sabes cómo hacerlo o simplemente no te agrada la idea de ensuciar tus pulmones. No te preocupes, a continuación haremos un resumen de los métodos más populares para consumir cannabis sin combustión.

 

1) Vaporizar: A simple vista pareciera que estás fumando, pero en realidad no es así. El vaporizador es un artefacto que calienta lentamente cualquier tipo de hierba aromática hasta el punto en que éstas liberan vapor, el cual luego tu consumes. En el caso de la marihuana, este vapor viene cargado de cannabinoides como el THC o el CBD. El vaporizador no hace combustión con la cannabis, por lo tanto no se liberan las sustancias contaminantes propias del humo. Se estima que un 95% del vapor emitido se encuentra libre de tóxicos y de agentes cancerígenos.

A grandes rasgos, existen dos tipos de vaporizadores, los deescritorio como el caso del famoso Volcano, y los portátiles entre los cuales se pueden encontrar lápices, cajitas e incluso algunos más discretos que simulan ser inhaladores de salbutamol. Si te decides por un vaporizador portátil, ten precaución en el momento de utilizarlo porque si se sobrecalienta el material vegetal se puede generar algún grado de combustión y éso es precisamente lo que se quiere evitar.

 

2) Comestibles: La mantequilla de cannabis es el ingrediente principal en estos productos, y se le conoce también como mantequilla verde o cannabutter por su nombre en inglés. ¿Por qué mantequilla? por la sencilla razón de que los cannabinoides son liposolubles, por lo tanto las células grasas presentes en la mantequilla absorben dichos cannabinoides con facilidad. Si la mantequilla no es parte de tu dieta, puedes reemplazarla por aceite de coco cannábico.

Entre los comestibles más conocidos existen dulces (chupetes y caramelos), productos horneados que se pueden cocinar tanto con mantequilla verde como con harina de cannabis (queque, brownies y galletas) y también helado o flan a base de leche galáctica.

¡Precaución! Los consumidores con poca experiencia pueden pensar que los comestibles son inofensivos, pero de hecho su efecto es más duradero que fumar marihuana. Para que puedas sentir los efectos, debes esperar que tu cuerpo haga el proceso de digestión, lo que puede tomar incluso un par de horas. Por lo tanto, se recomienda partir con una dosis pequeña y esperar al menos una hora, si no ha sucedido nada entonces recién ahí ingerir un poco más. Sé inteligente y conoce tu dosis, así evitarás tener que pasar por algún momento desagradable.

 

3) Bebestibles: Si no quieres vaporizar y la cocina no se te da muy bien, entonces una buena opción son los bebestibles, como infusiones o leche galáctica. En invierno es buena idea tomarse un té o una leche, su calor y efecto te mantendrán en un estado muy placentero; en cambio en el verano una buena idea podría ser un milkshake heladito.

En cuanto a las infusiones, hay que partir diciendo que el cannabis no es hidrosoluble, lo que quiere decir que no se puede disolver en agua, pero para una persona que nunca ha tenido un acercamiento con la cannabis, una infusión sencilla será ideal para probar sus suaves efectos. Si ya tienes un poco más de experiencia, entonces un buen té con leche sería una opción adecuada.

Con la leche sucede lo mismo que con la mantequilla verde, ya que el THC se adhiere a sus células grasas; por lo mismo se sugiere utilizar leche entera, incluso hay recetas en las cuales a falta de leche galáctica se agrega aceite o mantequilla de cannabis. El mejor ejemplo que podría dar es el caso de la India y el Bhang, bebida cannábica que incluye leche y mantequilla además de kief, cogollos o hachís. Todo esto dependerá de cada vendedor y su particular forma de preparar este bebestible.

Estados Unidos ha sido testigo de una gradual legalización del cannabis medicinal en diferentes estados de esta nación; por lo tanto en sus dispensarios se comercializa té de cannabis y bebidas gaseosas sin ningún problema, tal como “Legal” que aparece en la imagen.

legal-cannabis-infused-coffee

 

4) Tinturas y cremas: Son ideales para el manejo de dolor, ya que poseen propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Se utiliza en pacientes con artritis, artrosis, problemas lumbares, psoriasis, tendinitis, entre otras.

La tintura puede consumirse en forma sublingual por medio de un gotero si es que se utiliza alcohol etílico en su elaboración, como por ejemplo agua ardiente o vodka. Si utilizas otro tipo de alcohol, entonces la forma recomendada de consumo será tópica, es decir a través del contacto con la piel.

La maceración de cannabis con alcohol extrae los cannabinoides de las hojas y flores, por lo que se recomienda esperar un mínimo de 15 días para obtener el efecto medicinal deseado. Lo ideal para dolores más fuertes es macerar en el refrigerador de 4 a 6 semanas.

En cuanto a las cremas, su consumo es también a través de la piel. Si vas a utilizar esta opción pon mucha atención ya que en el mercado chileno se venden productos cosméticos cannábicos como cremas o aceites, pero en su gran mayoría no poseen los efectos medicinales buscados ya que se fabrican en base a semillas de cáñamo. Una crema efectiva para el alivio del dolor, será producida a base de cogollos o manicurado y tomará un color verde como el de la fotografía.

Crema

 

5) Aceite de cannabis: Bastante se ha hablado del Aceite de Cannabis Medicinal en nuestro país ya que hasta el momento Chile cuenta con 2 organizaciones autorizadas a cultivar Cannabis Sativa, nos referimos a Fundación Daya y Agrofuturo.

El aceite de cannabis se utiliza en forma sublingual para el manejo y alivio de dolor en pacientes con cáncer, en dosis mayores como tratamiento alternativo a la quimioterapia, y también en casos de epilepsia refractaria. En el caso de pacientes que lo utilizan para el tratamiento del cáncer a la piel, se utiliza en forma tópica al aplicar sobre las manchas y tumores.

Al igual que con las cremas, se debe tener precaución ya que el aceite que se promociona en el comercio es a base de semillas de cáñamo. No existen locales establecidos que produzcan aceite de cannabis medicinal mientras la cannabis sea ilegal en Chile. A quienes nos consultan cómo pueden obtenerlo, la mejor opción es aprender a fabricarlo ustedes mismos, sólo así obtendrán control de la calidad de su medicina y no serán víctimas de estafas o engaños.

aceite006

 

Ahora que ya te contamos acerca de las distintas maneras de consumir cannabis, esperamos que selecciones la opción que mejor se acomode al uso que le darás a la planta, ya sea recreativo, medicinal o espiritual. Recuerda conocer tus dosis para que así puedas disfrutar mejor de tu experiencia. ¡Feliz viaje!

 

Por Daniela Rodríguez (@Danirodrigz).

188 total views, 2 views today

Compartir

About Daniela Rodríguez